Estreno: 18-Mayo-2001

 

The mummy returns

Calificación:   7
Visionada: 01-12-2001
Género: Aventuras/terror
Duración: 125 minutos

            

 

Reparto Datos técnicos
Brendan Fraser ... Rick O'Connell Dirección: Stephen Summers
Rachel Weisz ... Evelyn Guión: Stephen Summers
John Hannah ... Jonathan Música: Alan Silvestri
Arnold Vosloo ... Imhotep Fotografía: Adrian Biddle
Kevin J. O'Connor ... Kevin País: USA 2001
Patricia Velásquez ... Anck-Su-Namun Distribuidora: UIP

 

 

 

Argumento

 Estamos en el año 1935, han pasado diez años después de su terrible encuentro con el sacerdote egipcio momificado Imhotep. Ahora Rick O'Connell y Evelyn han formado una familia y tienen un hijo de 9 años, llamado Alex, que ha salido a sus padres. De él ha heredado las ganas de divertirse y vivir aventuras, de ella la fascinación por las civilizaciones antiguas. Y siempre puede contar con su tío Jonathan para que encienda su imaginación. A muchos kilómetros de su moderna casa londinense, bajo las arenas del desierto del Sahara, se están incubando las semillas de una pesadilla. Hace seis mil años, un fiero guerrero conocido por el nombre de Rey Escorpión hizo un pacto con el gran dios Anubis. Pero luego le traicionó y quedó maldito para toda la eternidad. Ahora va a despertarse para formar el ejército de Anubis y barrer todo el mundo civilizado. Una misteriosa secta está empeñada en revivir a Imhotep, la única criatura capaz de pararle los pies al Rey Escorpión. De nuevo vuelve a desatarse una maldición enterrada desde hace tres mil años: la vengadora reencarnación del sacerdote egipcio sentenciado a toda una eternidad como muerto viviente. Pero en esta ocasión, con ayuda del malévolo Lock Nah y de la bella Meela, el cuerpo petrificado de Imhotep comienza a regenerarse en los sótanos del British Museum que regenta el Comisario. Ardeth Bay, jefe militar de los Medjai, ha jurado hacer todo lo que esté en su poder para evitar que Imhotep vuelva a renacer: a tal fin, recluta a nuestros héroes para intentar evitar una catástrofe incalculable.

Volver a página principal