La máquina del tiempo

Título original: The Time Machine

Calificación: 6

Género: Fantástica

Duración: 92 minutos

 

Reparto Datos técnicos
Guy Pearce ... Prof. Alexander Hartdegen Dirección: Simon Wells, Gore Verbinski
Samantha Mumba ... Mara Guión: John Logan
Orlando Jones ... Vox, #NY-114 Música: Klaus Badelt
Mark Addy ... David Philby Fotografía: Donald McAlpine
Sienna Guillory ... Emma Malloy País: USA 2002
Jeremy Irons ... Über-Morlock Distribuidora: Warner
Phyllida Law ... Mrs. Watchit
Omero Mumba ... Kalen
Laura Kirk ... Vendedor de flores
Josh Stamberg ... Motorista
Max Baker ... Robber

 

 

Argumento

Alexander Hartdegen es un científico e inventor que ejerce como Profesor en la Universidad de Columbia de Nueva York, donde se ha hecho famoso entre sus compañeros por sus continuos despistes. Hartdegen está convencido de que es posible viajar en el tiempo y quiere demostrarlo al mundo entero. Para ello se ha enfrascado en unas investigaciones que le absorben todo su tiempo, dejando de lado la relación sentimental que mantiene con una bella joven a la que pretende pedir en matrimonio. Cuando por fin se va a producir tan importante acontecimiento la joven es asesinada y la desesperación se apodera de Hartdegen, que decide aprovechar su máquina del tiempo volver al pasado y evitar la trágica muerte de su prometida. Pero en sus varios intentos nunca logra evitar la muerte de su amada, así que se marca como objetivo viajar hacia el futuro para descubrir cuales son las claves de los viajes en el tiempo y descubrir porqué no puede cambiar su presente cambiando el pasado. Primero visita los primeros años del siglo XXI y después de conocer, a través de un holograma llamado Vox, los últimos avances de la humanidad decide dar el gran salto que le lleva 800.000 años en el futuro. En la época a la que llega encuentra que los seres humanos no son como hoy los conocemos, ahora el planeta está habitado por dos razas totalmente distintas: los Eloi, una personas amistosas que viven en un mundo totalmente tranquilo y pacífico en el que no necesitan esforzarse para nada; y los Morlocks, unos seres monstruosos que viven en el subsuelo del que salen por las noches para apoderarse de cuantos Eloi se crucen en su camino.

Volver a página principal