The hunted

(La presa)

Web oficial: The hunted (La presa)

 

Calificación: 6

Género: Thriller

Duración: 89 minutos

Visionada: 21-04-2003

 

Reparto Datos técnicos
Tommy Lee Jones ... L.T. Bonham Dirección: William Friedkin
Benicio Del Toro ... Aaron Hallam Guión: Peter Griffiths, David Griffiths
Connie Nielsen ... Abby Durrell Música: Brian Tyler
Leslie Stefanson ... Irene Kravitz Fotografía: Caleb Deschanel
Jenna Boyd ... Loretta Kravitz País: USA 2003
Robert Blanche ... Crumley Distribuidora:
Aaron Brounstein ... Stokes
Ron Canada ... Van Zandt
Steve Enfield ... Boggs
John Finn ... Chenowith
Erin Michael ... Dueño del almacén
Carrick O'Quinn ... Kohler
Caitlin Clements ... Muchacha de Kosovo

 

 

Argumento

Año 1999, Kosovo. Aaron Hallan es un soldado con un excelente historial, un experto en supervivencia que asiste a las atrocidades de la guerra. En una de sus misiones es testigo de una de las matanzas perpetradas por los soldados serbios y mata al oficial responsable de la misma. Por esa acción es condecorado con la Medalla Plateada al valor, pero Aaron no percibe el honor en sus actos, sólo siente como las pesadillas le asaltan en la noche.
Estamos en el 2003, han pasado algunos años desde los sucesos de Kosovo y nos encontramos con L.T. Bonham persiguiendo a un lobo herido por los paisajes nevados del extremo norte de la Columbia Británica. Se mueve con la agilidad de un rastreador profesional, con pasos silenciosos logra acercarse al animal herido, víctima de una trampa. Tras liberarlo L.T. se dirige a la taberna más próxima donde se enfrentará al hombre que puso la trampa.
A un millar de kilómetros al sur, en los verdes bosques de Oregón, un antiguo discípulo de L.T., Aaron Hallan, utiliza sus propios métodos para proteger la vida salvaje. Dos cazadores armados de rifles con miras telescópicas militares están cazando ciervos. Como un espíritu del bosque Aaron les recrimina su forma de cazar, los cazadores asustados intentan dispararle, pero Aaron es demasiado ágil y acaba con ellos con la rapidez de un animal salvaje. Y estas no son las únicas víctimas de Aaron, que ya ha asesinado a otros dos cazadores en la zona. El FBI ha tomado cartas en el asunto, pero el agente especial Abby Durrell es incapaz de capturarlo y llama a la única persona capaz de conseguirlo, L. T. Bonham, quien se resiste a aceptar el trabajo. No desea que los fantasmas del pasado enturbien su cómodo retiro. Pero tras ver las fotografías de los asesinatos se da cuenta que el autor de las muertes solo puede ser alguien que él ha entrenado y acepta el trabajo con la condición de actuar sólo. Desarmado se adentra en los bosques, como si fuera a perseguir a un lobo. Sus palabras antes de desaparecer en la espesura son "Si en un par de días no he regresado significará que he muerto".
De la misma forma que a Aaron le asaltan a las pesadillas, a L.T. le asaltan los recuerdos de los días en que enseñaba a otros hombres a matar. En el momento en que escucha la voz de Aaron recuerda a su mejor alumno y le asaltan los sentimientos de culpa. Recuerda las cartas que su torturado alumno le enviaba suplicando ayuda, pero él las ignoró en su deseo de olvidar aquellos días.
Finalmente Aaron es capturado y enviado a prisión, pero sabe demasiado como para ser juzgado en un juicio público y los agentes del FBI se lo llevan de la cárcel con la intención de hacerlo desaparecer. Aaron logra huir y el FBI envía más agentes en su persecución, mientras L.T. pide a las autoridades que le dejen sólo para capturarle de nuevo, sin embargo el FBI confía en que sus hombres serán capaces de capturar al fugitivo.
L.T. sabe que sólo él podrá capturar a Aaron, porque Aaron sólo se dejará capturar por su antiguo instructor. Furioso por la falta de respuesta de L.T. a sus cartas, Aaron sabe que entre ellos existe un trágico e irrompible lazo. Incluso cuando se acerca el momento del enfrentamiento final entre los dos, ninguno sabe quien es el cazado y quien el cazador... ni quien saldrá finalmente victorioso.

Volver a página principal