Estreno: 26-Julio-2002

Toda la verdad

High Crimes

 

Calificación:   7

Visionada: 05-09-2002

Género: Thriller

Duración: 115 minutos

           

Reparto Datos técnicos
Ashley Judd ... Claire Kubik Dirección: Carl Franklin
Morgan Freeman ... Charles Grimes Guión: Yuri Zeltser, Grace Cary Bickley
James Caviezel ... Ronald Chapman Música: Graeme Revell
Adam Scott ... Tte. Terrence Embry Fotografía: Theo van de Sande
Amanda Peet ... Jackie Grimaldi País: USA 2002
Jude Ciccolella ... Colonel Farrell Distribuidora: Hispano Fox Films
Emilio Rivera ... Salvadoran Man

Juan Carlos Hernández ... Major Hernandez
Michael Gaston ... Major Waldron
Bruce Davison ... General William Marks
Tom Bower ... Agent del F.B.I. Mullins
Michael Shannon ... Abbott
John Billingsley ... Oshman

 

 

Argumento

 Tienes la vida que siempre habías deseado: tienes una carrera apasionante, una casa preciosa y lo más importante, un marido maravilloso. Alguien a quien quieres con todo tu corazón y a quien conoces mejor que a nadie en el mundo. Pues imagínate que en todo lo que confías y todo lo que conoces sobre él y vuestra vida juntos pudiera ser una gran mentira. Para Claire Kubik, esta pesadilla se ha hecho demasiado real. Claire, una dinámica abogada, y su marido, un contratista de éxito con su propio negocio, viven en la idílica Marin County. Están locamente enamorados y piensan seriamente en ampliar la familia. Pero un delito casual, un robo de lo más chapucero, en su casa provoca una sucesión de acontecimientos que rompe en pedazos su mundo.
Poco después del robo, les abordan unos agentes del FBI y para gran sorpresa de Claire, arrestan a Tom. Le acusan de haber asesinado bajo su verdadero nombre, el de Ronald Chapman, y bajo su verdadera identidad como militar de operaciones especiales, a inocentes civiles en El Salvador, y de haber sido un fugitivo los últimos quince años. Al principio Claire cree que esa acusación ha de ser un caso de falsa identidad. Pero Tom reconoce que es Ronald Chapman y que tomó parte en una operación clandestina que se saldó con una masacre de la que Tom se considera responsable. Pero él asegura a Claire que es inocente y que quienes de verdad cometieron ese crimen han elegido a Tom como chivo expiatorio porque únicamente él puede identificar a los que dieron y ejecutaron la orden. Claire se prepara para defender a su marido ante un tribunal militar de alto secreto, ante el cual no rige ninguna de las normas que ella conoce. Cuando se asigna al caso al teniente Embry, un bisoño abogado militar, Claire se da cuenta de que necesita la ayuda de alguien que conozca esas normas y esté deseoso de romperlas. Consigue la ayuda de Charlie Grimes, un antiguo abogado militar a quien le gusta la idea de enfrentarse a la jerarquía militar que le deshonró años antes.
Luchando contra el formidable corporativismo militar existente tanto dentro como fuera de la sala de justicia, Claire y Grimes empiezan a desentrañar poco a poco la que podría ser la tapadera de un escándalo cometido por uno de los oficiales de la Armada más condecorados y relacionados políticamente. Claire debe ahora arriesgar su carrera e incluso su propia vida en la búsqueda de la verdad.

Volver a la página principal